A veces dejamos que nuestro ego guíe nuestras vidas hasta que de alguna manera lo destruya. Hay una gran diferencia entre la confianza y el ego. La confianza es sanoEl ego es destructivo. Hay una expresión famosa:'Demasiado ego matara tu talento,' pero no solo matará tu talento, también matará tu carrera, tus relaciones y tu felicidad. Demasiado ego puede arruinar tu vida. Este es el por qué:

1. Te hace menos compasivo. Te hace creer lo peor de la gente y ponerte a la defensiva la mayor parte del tiempo. Te impide ver la imagen más grande o darte el beneficio de la duda. Te hace pensar que las personas te están atacando personalmente en lugar de tratar de entender de dónde vienen.

2. Empuja a las personas lejos de ti. Puede atraer algunos incorrecto personas pero empuja el Derecha lejos de ti La gente quiere estar cerca de quienes los levantan, no de quienes los derriban o hacen que otros sientan que son mucho mejores que ellos. Demasiado ego puede ser un asesino de conversaciones y puede obstaculizar el avance de su carrera y sus relaciones.





citas sarcásticas sobre la escuela

3. Te impide crecer. Demasiado ego te hace terco y cuando eres terco no escuchas a otras personas ni tomas sus consejos, personas que pueden saber mejor que tú y que probablemente tengan más experiencia. Su ego podría obstaculizar su éxito y podría terminar perdiéndose si sigue rechazando cualquier tipo de orientación que reciba.

4. Impide que el amor entre en tu vida. Cuando no te permites ser vulnerable o arriesgarte a ser rechazado, no corres muchos riesgos u oportunidades en el amor, oportunidades que podrían cambiar tu vida. Cuando siempre estás esperando que otros vengan a ti, vas a perderte a personas increíbles o, peor aún, alienarlas.

5. Te hace irracional. Cuando todo lo que quiere hacer es ganar o demostrar que otros están equivocados, comienza a actuar de maneras que no son muy diplomáticas o racionales. Siempre dirá y hará cosas de las que podría arrepentirse si todo lo que quiere hacer es demostrar que tiene razón en lugar de tratar de entender las cosas desde un punto de vista lógico.



6. Te hace competitivo de una manera poco saludable. Podría hacerte querer dañar a otros para que puedas estar en la cima. Te hace no desear lo mejor para otra persona y te hará menos contento con tu vida cuando quieres tomar lo que otros tienen.

amar a un introvertido

7. Te hace crítico. Demasiado ego te hace criticar a todos y quejarte de todo porque no están a la altura de tu normas Ese tipo de actitud no te hará disfrutar nada en la vida porque nunca estarás satisfecho si sigues tratando de señalar lo que está mal en el mundo.

8. Te hace codicioso. Porque siempre quieres más y quieres ganar más grande. Es bueno ser ambicioso, pero cuando te vuelves codicioso puedes quitarte todo por lo que has trabajado duro y nunca apreciarás lo que tienes cuando lo tienes.



9. Solo agrega más estrés. Cuando siempre intentas estar por encima de todos los demás y tomar todo como un golpe directo a tu autoestima, probablemente no dormirás muy bien y probablemente no tendrás paz cuando siempre estés frustrado y ansioso.

10. Mata tu felicidad. Tu ego puede quitarte tantas cosas buenas en tu vida y aleja a muchos seres queridos de ti. Tu ego afectará la forma en que vives tu vida y no podrás lidiar con las decepciones o las dificultades de una manera saludable; y las decepciones son parte de la vida.

Lograr el control de tu ego es lo mejor que puedes hacer por ti mismo o, de lo contrario, continuará obstaculizando tus relaciones, tu carrera y tu vida.